Herbolaria

Parte 2 de 3

La historia del uso de las plantas se remonta 5,000 años atrás con los sumerios, posteriormente, los egipcios las utilizaron por sus poderes medicinales, en la India fue la base de la medicina Ayurveda, en China se listan 365 plantas medicinales. Los griegos y romanos sentaron las bases para la medicina moderna. En concreto, a través de los años y por cientos de años, los humanos han acudido a la naturaleza para tratar de satisfacer sus necesidades básicas, mantener una buena salud e incrementar la calidad de vida del hombre.

Las plantas no sólo han sido nuestra principal fuente de alimentación o el ingrediente principal para la elaboración de medicinas, sino han sido la fuente de muchas de las aspiraciones, mitos, significados simbólicos y conductas rituales humanas. El consumo de plantas ha ido en aumento a lo largo de los años, es por ello que nace la Herbolaria, el uso de plantas naturales o de sustancias vegetales que ayudan al tratamiento de una amplia variedad de síntomas y a la mejoría de las funciones de los órganos y sistemas corporales. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido el valor de esta práctica como un recurso eficaz y aceptado en los esquemas públicos de salud.

Las propiedades de las plantas y hierbas se obtienen de manera eficiente a través del proceso de infusiones (tés). Una infusión es una bebida obtenida de las hojas, flores, frutos o de semillas de diversas hierbas y plantas, combinadas con agua caliente para posteriormente, beber y disfrutar.

 

PrevioSiguiente